Etiquetas

#MiPrimerAcoso PrimaveraVioleta #24A #AltoALaViolenciaMachista #JuntasSomosMásFuertes #24AMx (1) 10 de mayo (1) 100 (1) 14 de febrero (1) 16 de septiembre (2) 2012 (1) 50 shades of Grey (1) 80's (2) 90's (1) 90´s (2) A Roma con Amor (1) A sangre Fría (1) Abraham Lincoln Cazador de vampiros (1) Abuelo (2) Aburrimiento (1) Acción Global Por Ayotzinapa (1) Adolescencia (1) Aerosmith (2) Agatha Kristie (1) Akasha (1) Alan Rickman (1) amigos (32) amistades (5) AMLO (1) Amor (28) Anime (4) ánime (1) aniversario (1) Anne Rice (4) año nuevo (6) Apagón (1) asesinos en serie (2) Autógrafos (1) Avances (1) Ayotzinapa (1) Banda Caramelo (1) BArrio (1) Barrio Freud (1) Baz Luhman (1) Bebé (3) Björk (1) Blancanieves y el cazador (1) Blog (13) Brad Pitt (1) Brecha generacional (1) Brujas (3) Burlesque (2) Café Tacvba (7) cáncer (1) Canciones (1) Caricaturas (1) Charmed (1) Chismes (1) Chrono Crusade (1) cigarro (2) Cine (32) Código Da Vinci (1) comida (3) comienzos (1) compras (3) Conciertos (11) Coros (1) crepúsculo (3) Cuento (6) Cuentos de Terramar (1) Cumbia Metalera (1) cumpleaños (2) Daniel Radcliffe (1) Deathly Hallows (1) Desayuno en Tiffanys (1) Descanso (1) Desde mi cielo (1) Deseo (1) despedidas (1) día de la independencia (3) día de la mujer (1) Día del maestro (1) dieta (5) divagaciones (77) Diversidad (2) Django (1) Dónde estás hermano (1) donde viven los monstruos (1) Dragón Rojo (1) duelo (2) ejercicio (1) El caliz de Fuego (1) El Gran Gatsby (1) El Hobbit (1) El loco (1) El mesías (1) El profesor (1) El psicoanalista (1) El silencio de los corderos (1) elecciones (1) Elizabethtown (1) Emma Watson (1) Enojo. (2) Escritos (5) Escuela (3) Expendables (1) facebook (1) Familia (30) FB (4) Felicidad (2) Feminismo (3) Fernando Delgadillo (1) FFVII (1) FFXIII (1) fin del mundo. (1) Freud (1) Full Metal Alchimist (1) futuro (1) Gabriel García Marquez (1) garfield (1) Gatos (11) Gays (1) Generaciones (1) género (1) gimnasio (1) Góticos (1) Grey's Anatomy (2) guerra (1) Guerra mundial Z (1) Guns N' Roses (1) gym (1) Hannibal Lecter (1) Harry Potter (2) Hayao (1) Hecho en México (1) Hi5 (1) hijos (2) Hikaru (1) hitchcock (1) Humor (3) Igualdad (1) infancia (2) Intelectuales (1) internet (5) Invierno (1) Ipod (1) Ironman 3 (1) J (1) J. K Rowling (1) Jefe (1) Jhonny Dep (1) John Katzenbach (2) Juguetes (1) Julio Cortazar (1) Julio Cortázar (1) K Rowling (1) kick ass (1) La era del Hielo. (1) Lacrimosa (3) las ventajas de ser invisible (1) Les Luthiers (1) Lestat (2) letras (1) Libros (18) Life of Pi (1) Literatura (1) Lluvia (1) lluvia de estrellas (1) Locura (2) los treinta (2) Lunes (2) Luz (1) machismo (2) Mafalda (1) Mal día (1) mal humor (1) matrimonio (3) Media Noche en París (1) mexico (1) México (2) Milla Jovovich (1) Miyasaki (1) Moral (2) Moulin Rouge (1) Mudanzas (1) Muerte (7) Música (21) Musicales. (2) navidad (6) Nietchze (1) niños (1) Nostalgia (1) Oblivion (1) Ociocidades (10) Orgullo (1) Palma (1) papá (1) paranoia (1) pareja (7) Películas (3) perros (1) Política (10) Polonia (1) Pop (1) premios. (2) Prometeo (1) Prosa (1) Psicópatas (2) radio (1) Rayuela (2) redes sociales (1) regresos (1) religión (1) Renuncia EPN (1) Resident Evil (2) Rio (1) Rita Guerrero (1) Robert Downey Junior (1) Rock (2) Rock of Ages (1) Romeo y Julieta (1) Rozenmaiden (1) Rupert Grint (1) san valentin (1) Sangre (1) Santuario (1) Scott Pilgrim (1) Seguir Siendo (1) series (1) sexo (1) Shakespeare (1) Shakira (1) Simbología (1) Sin city (1) Siria (1) Sombras tenebrosas (1) Soundtrack (1) Steven Tyler (2) Sueños (3) sustentabilidad (1) temores (1) Terremoto del 85 (1) The Boat that Rocks (1) the melancholy death of oyster boy (2) Thomas Harris (1) Tianguis (1) Tigresa del oriente (1) Tilo Wolff (1) Tim Burton (4) Tolerancia (2) Tom Cruise (1) trabajo (5) tráfico (1) Tristeza (7) Truman Capote (1) Twitter (1) Un sueño posible (1) UNAM (2) vacaciones (3) Vampiros (13) veganos (1) viajes (4) Vida (3) Videojuegos (2) Videos (3) Viernes (1) Vilma (1) Vincent (1) Violencia (2) VL2016 (1) Ya me cansé (2) Zócalo (1) Zombieland (1) zombies (1)

sábado, diciembre 27, 2014

Fin de año



Y bueno, ya es esa época del año nuevamente. Esa donde hay que hacer un balance y borrar las notas para empezar un ciclo más.
Este año no sé si para bien o para mal, el recorrido es largo y a una velocidad de muerte. Por un lado agradezco que se acabe, ya que lo peor de mi vida ha terminado y no fue tan largo como esperaba. Por otra parte el segundo semestre muchos cambios y mejoras me hacen haber querido disfrutar más el viaje.
Hace exactamente un año, la perspectiva que se me presentaba era más oscura que la noche, y sin embargo, una pequeña esperanza brillaba en mi alma.
Hoy, 12 meses después, esa esperanza se ha apagado por completo, y por el contrario, la luz de mis amigos, de mi familia, de nuevas oportunidades han iluminado todo lo demás.
Regresar a casa, sin duda fue la mejor decisión que pude haber tomado, recordar que hay personas que sin importar el tiempo ni las circunstancias están ahí para ti, y puedes contar con ellas, es el mejor remedio para todos los males.
Sé que fue un año difícil para todos, y sé que muchos de mis seres queridos habrían preferido no tener que aguantarme, pero les agradezco que lo hayan hecho.
El proceso de soltar, perdonar, olvidar es largo y doloroso, y lo que es más, desata una cadena de eventos que te hacen ver que no sólo te aferras a una cosa, sino a muchas a lo largo de la vida.
Empecé el año despidiéndome de un amigo que quería mucho, por circunstancias tontas pero respetables, y de ahí ha sido una constante de muchas despedidas, que no parecen llegar pronto a un final.
Dejar a mis amigos en el Caribe, que aunque pocos son muy queridos, dos cambios de casa, despedirme de mi más antigua gatita, de mi más reciente perra.
Dejar ir el amor, y algo que se parecía bastante, dejar ir un negocio al cual le dediqué 6 años de mi vida, y pensar en nuevas cosas que hacer con ella, al verme libre de aquellas dos cosas que consumían todo mi tiempo, esfuerzo, cariño  y dedicación.
Despedirme de la idea de una meta, y encontrarme nuevamente, a mí, sin nadie más, como persona, re descubrir, quién soy, y qué quiero, que sin duda ahora parece complicado, pero decidirme a no conformarme con menos.
Y llegar aquí no significó menos. Después de 6 años duele saber que no todos siguen aquí, que los hay quienes permanecen, distintos pero iguales, constantes en  diferentes formas y sin duda, imprescindibles.
Pero están también los que no, los que se han ido, los que pretenden seguir pero son sólo un fantasma de lo que eran. Amigos que nuevamente descubres que sólo querían ciertas cosas en tu vida, o te necesitaban por distintas razones, ninguna de las cuales eran verdadera amistad, y ahora que no te necesitan, o ya obtuvieron lo que querían, se alejan sin más.
Encontrar que todas las dinámicas han cambiado, que ahora puedes ajustarte a algunas, o simplemente aumentar la lista de despedidas en tu vida. Yo que estaba acostumbrada a estar ahí, permanentemente, para todos, de pronto me encuentro  alejándome, aunque no pueda evitar mirar hacia atrás de vez en cuando.
Definitivamente ha sido un año importante en este asunto de las despedidas. He decidido que es necesario y casi liberador, me detengo, a veces hago un intento por permanecer, pero al final me voy, evidentemente quien no te detiene, no merece más.
Y sin embargo, aquellos reencuentros, aquellos nuevos amigos que aparecen en tu vida no para sustituir, pero para avanzar, y construir nuevas cosas sin duda marcaron muchísimo este año también.
Los nuevos proyectos, las nuevas dinámicas. La vida siempre está en movimiento, y basta adelantar un pie para recuperar el ritmo. Aprender a abrazar los cambios y darle la bienvenida a las nuevas oportunidades.
Entender que no soy la misma que era hace uno o dos años, y que el hecho de que me sienta bien conmigo misma, significará, que muchos no lo estén, acostumbrados a mi antiguo yo.
Después de un año de introspección, saber que hay cosas que sin duda quiero, y otras que definitivamente no deseo más, y que si eso significará perder gente en mi vida, así será.
A tan solo unos días de fin de año, el recuento de los daños es amplio.  El trabajo de reconstrucción aún largo, y sin embargo, ya casi no quedan escombros.
Por desgracia para el resto de mi mundo, aquél que no puedo controlar, no es tan positivo. Reconstruir la felicidad en un país en el que la esperanza parece imposible, ha sido un camino complicado, pero creo que vale la pena, nos han robado todo, y tener la capacidad de ser feliz con las pequeñas cosas, es el reto para mí.
Ojalá la ola de indignación que nos aqueja, no pierda fuerza y nos lleve a lograr avances más significativos, pero mientras estamos en ello,  poder ser yo, poder reír a pesar de todo, disfrutar, bailar, amar, es mi prioridad.
Empecemos pues un nuevo año, hacia adelante, haciendo más cambios y luchando siempre.
Todavía me falta un buen trecho y tendré que ser egoísta, eliminar costumbres, alejarme de personas, desechar cosas. He venido haciendo limpieza emocional, y aún no termino.
Una de las lecciones más importantes que aprendí, es que a veces necesitas alejarte para ver quién te busca, y eso haré. Estoy cansada de ser el pegamento de personas,  del desahogo unilateral de algunos,  de la incapacidad de reciprocidad de muchos.
En esta vida algunas personas suelen confundir estupidez con nobleza, con honestidad, con lealtad.  Esa clase de gente, al final siempre muestra la cara y aprender a identificarlos ha sido una de mis tareas.
Los demás, aquellos que siguen, que son, que están y estuvieron, gracias. Sin todas esas personas sin duda no habría podido salir del pozo en el que estaba, y hoy más que nunca estoy agradecida por ello.
Gracias a los que se quedaron, cuando ni siquiera yo me soportaba. Gracias a los que se atrevieron a conocerme a pesar de estar rota, gracias por ayudarme a unir los pedazos.
Gracias a mi familia que como siempre ha probado que no hay nada como estar en casa. Que sin importar las diferencias, las peleas,  la desaprobación, serán por siempre lo más importante y quienes no dudarán en tenderte la mano cuando estás en el suelo.
Y gracias a los amigos que son familia también, aunque la sangre no lo diga, porque sin deberlo, han hecho lo mismo.
Gracias a quienes pudieron ver más allá y echarme la mano con asuntos del pasado inconclusos, y crear por lo menos, un final feliz para alguien que en verdad no merecía sufrir el daño colateral.
Gracias a aquellos que se fueron, que siguen yéndose, por hacer espacio para que nueva y mejor gente llegue,  a los que hace mucho se fueron pero no me lo hicieron saber… pues además de gracias, es momento de decirles adiós.
Doy gracias también por encontrar en mí, fuerza y capacidad para tomar decisiones, riesgos, por demostrarme una vez más a mí misma, que aunque formo parte de un todo, soy yo la única capaz de dar el salto inicial.  Gracias a la vida por permitirme seguir aprendiendo.
Espero que el siguiente año haya menos lecciones y más práctica, que las risas y la paz sean mucho mayores y las despedidas menos.
Y espero que para mi país, mis amigos, mi familia, y todo el planeta en general. El 2015 traiga más felicidad, estabilidad y fraternidad.
Quizá nos cueste aún, tal vez aun necesitamos más lágrimas, más sangre, más trabajo, pero no perder de vista el objetivo, quizá nos ayude a sacar fuerzas para lograrlo. Y así como muchos estuvieron para mí, sepan que aquí estoy. Y que los quiero mucho.
Les deseo un muy muy feliz año nuevo

1 comentario:

  1. Los sueños vienen del cielo, la imaginación les da vida, y la vida se encarga de destruirlos. Pero los que escapan nos dan como resultado la mejor manera de triunfar.
    Te amo hija, agradezco a la vida que me dio dos hijas tan inteligentes y talentosas.
    Que nos permita estar siempre juntas luchando y amándonos profundamente como hasta ahora.

    ResponderEliminar

Y ustedes que piensan?