Etiquetas

#MiPrimerAcoso PrimaveraVioleta #24A #AltoALaViolenciaMachista #JuntasSomosMásFuertes #24AMx (1) 10 de mayo (1) 100 (1) 14 de febrero (1) 16 de septiembre (2) 2012 (1) 50 shades of Grey (1) 80's (2) 90's (1) 90´s (2) A Roma con Amor (1) A sangre Fría (1) Abraham Lincoln Cazador de vampiros (1) Abuelo (2) Aburrimiento (1) Acción Global Por Ayotzinapa (1) Adolescencia (1) Aerosmith (2) Agatha Kristie (1) Akasha (1) Alan Rickman (1) amigos (32) amistades (5) AMLO (1) Amor (28) Anime (4) ánime (1) aniversario (1) Anne Rice (4) año nuevo (6) Apagón (1) asesinos en serie (2) Autógrafos (1) Avances (1) Ayotzinapa (1) Banda Caramelo (1) BArrio (1) Barrio Freud (1) Baz Luhman (1) Bebé (3) Björk (1) Blancanieves y el cazador (1) Blog (13) Brad Pitt (1) Brecha generacional (1) Brujas (3) Burlesque (2) Café Tacvba (7) cáncer (1) Canciones (1) Caricaturas (1) Charmed (1) Chismes (1) Chrono Crusade (1) cigarro (2) Cine (32) Código Da Vinci (1) comida (3) comienzos (1) compras (3) Conciertos (11) Coros (1) crepúsculo (3) Cuento (6) Cuentos de Terramar (1) Cumbia Metalera (1) cumpleaños (2) Daniel Radcliffe (1) Deathly Hallows (1) Desayuno en Tiffanys (1) Descanso (1) Desde mi cielo (1) Deseo (1) despedidas (1) día de la independencia (3) día de la mujer (1) Día del maestro (1) dieta (5) divagaciones (77) Diversidad (2) Django (1) Dónde estás hermano (1) donde viven los monstruos (1) Dragón Rojo (1) duelo (2) ejercicio (1) El caliz de Fuego (1) El Gran Gatsby (1) El Hobbit (1) El loco (1) El mesías (1) El profesor (1) El psicoanalista (1) El silencio de los corderos (1) elecciones (1) Elizabethtown (1) Emma Watson (1) Enojo. (2) Escritos (5) Escuela (3) Expendables (1) facebook (1) Familia (30) FB (4) Felicidad (2) Feminismo (3) Fernando Delgadillo (1) FFVII (1) FFXIII (1) fin del mundo. (1) Freud (1) Full Metal Alchimist (1) futuro (1) Gabriel García Marquez (1) garfield (1) Gatos (11) Gays (1) Generaciones (1) género (1) gimnasio (1) Góticos (1) Grey's Anatomy (2) guerra (1) Guerra mundial Z (1) Guns N' Roses (1) gym (1) Hannibal Lecter (1) Harry Potter (2) Hayao (1) Hecho en México (1) Hi5 (1) hijos (2) Hikaru (1) hitchcock (1) Humor (3) Igualdad (1) infancia (2) Intelectuales (1) internet (5) Invierno (1) Ipod (1) Ironman 3 (1) J (1) J. K Rowling (1) Jefe (1) Jhonny Dep (1) John Katzenbach (2) Juguetes (1) Julio Cortazar (1) Julio Cortázar (1) K Rowling (1) kick ass (1) La era del Hielo. (1) Lacrimosa (3) las ventajas de ser invisible (1) Les Luthiers (1) Lestat (2) letras (1) Libros (18) Life of Pi (1) Literatura (1) Lluvia (1) lluvia de estrellas (1) Locura (2) los treinta (2) Lunes (2) Luz (1) machismo (2) Mafalda (1) Mal día (1) mal humor (1) matrimonio (3) Media Noche en París (1) mexico (1) México (2) Milla Jovovich (1) Miyasaki (1) Moral (2) Moulin Rouge (1) Mudanzas (1) Muerte (7) Música (21) Musicales. (2) navidad (6) Nietchze (1) niños (1) Nostalgia (1) Oblivion (1) Ociocidades (10) Orgullo (1) Palma (1) papá (1) paranoia (1) pareja (7) Películas (3) perros (1) Política (10) Polonia (1) Pop (1) premios. (2) Prometeo (1) Prosa (1) Psicópatas (2) radio (1) Rayuela (2) redes sociales (1) regresos (1) religión (1) Renuncia EPN (1) Resident Evil (2) Rio (1) Rita Guerrero (1) Robert Downey Junior (1) Rock (2) Rock of Ages (1) Romeo y Julieta (1) Rozenmaiden (1) Rupert Grint (1) san valentin (1) Sangre (1) Santuario (1) Scott Pilgrim (1) Seguir Siendo (1) series (1) sexo (1) Shakespeare (1) Shakira (1) Simbología (1) Sin city (1) Siria (1) Sombras tenebrosas (1) Soundtrack (1) Steven Tyler (2) Sueños (3) sustentabilidad (1) temores (1) Terremoto del 85 (1) The Boat that Rocks (1) the melancholy death of oyster boy (2) Thomas Harris (1) Tianguis (1) Tigresa del oriente (1) Tilo Wolff (1) Tim Burton (4) Tolerancia (2) Tom Cruise (1) trabajo (5) tráfico (1) Tristeza (7) Truman Capote (1) Twitter (1) Un sueño posible (1) UNAM (2) vacaciones (3) Vampiros (13) veganos (1) viajes (4) Vida (3) Videojuegos (2) Videos (3) Viernes (1) Vilma (1) Vincent (1) Violencia (2) VL2016 (1) Ya me cansé (2) Zócalo (1) Zombieland (1) zombies (1)

jueves, noviembre 19, 2015

De soltería



 Ya llevo un tiempo soltera, más del que jamás había pasado en toda mi vida,  la verdad que está bien eso de ser feliz contigo y blah blah, y creo que lo he hecho bastante bien, me he reconciliado conmigo misma y ahora tengo más claras las cosas, sobre lo que quiero y lo que estoy dispuesta a dar. Claro, eso complica las cosas. Hay días que me muero por encontrar a alguien especial, sentir esas mariposas en el estómago, la necesidad de verlo, pensar en alguien todo el día y hacer todas esas cursilerías que el amor nos hace hacer. Hay días que me da muchísima flojera, la parte más emocionante de la relación, es también la más cansada, conocer a alguien, dar tu mejor cara, conocer la suya, y luego ya que uno está bien acomodado, darte cuenta que ese ser ideal igual que tú, tienen defectos.

Y creo que ese es el problema, por mucho que extraño la emoción de la expectativa, también me da mucha flojera. Estoy en el tercer piso, no hay forma de que lo niegue, mis amigas me lo recuerdan diario con sus pláticas sobre maridos y pañales,  con sus metas profesionales y sus agendas ocupadas  en trabajos y maridos, en cenas familiares, bodas y divorcios, y básicamente, aquellas que por una u otra razón estamos en el lado de la soltería, compartimos esa sensación de extrañeza que nos hace preguntarnos qué es lo que queremos.

Y es que hace 10 años, salías con cualquiera, no importaba si no tenía trabajo, si vivía con sus papás, si no quería casarse o tener hijos, si se sentía rockstar o nerd, porque ni tú misma sabías lo que querías, entonces todo se trataba de conocer a alguien que te gustara, con quien tuvieras una conexión especial, y poco a poco ir planeando una vida juntos, un futuro. Muchas veces el futuro no tuvo nada que ver, y esas parejas se rompieron, pero uno no piensa en eso,  con trabajo sabes dónde estarás en una semana, mucho menos en 10 años.

Pero ahora, Normalmente estás en un punto de tu vida, donde si no sabes lo que quieres, al menos sabes lo que no quieres. Y estás a gusto con eso, puede que sigas buscando el camino a la felicidad, pero ya te tropezaste varias veces y de menos sabes por dónde no va la cosa.

Las más listas, creo, hemos aprendido que ni existe el príncipe azul, ni hay sapo que se convierta en uno con mucho trabajo, y si acaso lo logras, probablemente cuando termines de reparar esa alma rota, saldrá a probar suerte con la primer fulana que pueda para demostrar su renovada autoestima. Así pues  queremos alguien que ya esté hecho. También hemos aprendido que hay feos que pueden ser de lo peor y alguno que otro guapo que tiene más de dos neuronas y es de hecho un buen tipo, que no todo lo que brilla es oro, y que el chico perfecto al que le gusta salir de compras contigo, ver películas rosas y nota cuando tus zapatos combinan con tu bolsa, probablemente sea el mejor de los amigos pero no una pareja potencial.

Probablemente, si eres como yo, tengas poco tiempo, no puedes quedarte en casa todo el día esperando recibir esa llamada, y odias profundamente cancelar planes o dejar el trabajo para ser plantada un viernes por la noche, principalmente porque no puedes decir me vale madre, me visto y me voy a la fiesta, ya que tus salidas sociales normalmente requieren una gran organización con tus amigos que también tienen agendas apretadas o peor, llevar un regalo  e ir sobria un sábado por la mañana.

Entonces, cómo conocer a tu chico ideal, no tengo idea, no creo que la red sea la respuesta, pero cuando sales, sueles hacerlo con gente con la que te sientes cómoda, y cada vez es más pequeño tu círculo social. Y cuando tus amigas intentan emparejarte con su amigo Juanito que no sale ni en rifa, pues, comienzas a preguntarte cuál es la razón de ello.

Te vuelves quisquillosa, y de vez en cuando insegura, pero por más que no quisieras acabar como la loca de los gatos, te resulta insoportable aguantar a alguien con quien sabes que no podrías durar ni una semana, y así como las pláticas de adolescentes y la música actual te resulta molesta, los pequeños detalles de las potenciales parejas, se hacen gigantes, aunque por otro lado, hay cosas que antes parecían importantísimas que ahora sabes que son basura.

Hablando de mí, particularmente, he descubierto que estoy harta del drama, lo cual puede parecer contradictorio porque tiendo bastante al drama, pero para mí se ha vuelto una cosa muy simple, puedo ser la prioridad en tu vida o no, y si no lo soy, entonces no me interesa.

No quiero cambiar a nadie, quiero un ser que me guste con virtudes y defectos y me acepte con los míos.

Vaya que soy totalmente imperfecta, hablo mucho,  soy bebedora social (lo cual hace que ahora tome cada 6 meses  considerando mi actividad fuera de casa) fumo y he subido un par de kilos, no me interesa el gimnasio ni ser vegetariana,  a lo más aspiro a clases de baile y más baile porque de otra forma me aburro de muerte. Sé que debo dejar de fumar, y cada vez lo pienso con más frecuencia, pero nunca lo haré por alguien más que no sea yo. Soy sarcástica, soy hipersensible y una vez al mes me convierto en el monstruo del llanto. Tengo tatuajes y probablemente me haga más,  soy obsesiva con algunas cosas y un desastre para otros, no tengo alma de esposa abnegada, odio hacer quehacer, y aunque creo que me gustaría ser madre, no estoy segura de que me convenga serlo en esta época donde los niños son criados con pinzas. Amo a los gatos, y prefiero deshacerme del novio que de ellos, amo a mi mamá y mi hermana, y aunque viva a miles de km, siempre estoy para ellas.

Por el otro lado, bueno, creo que no estoy tan mal, soy fiel, entregada, cariñosa, detallista, soy bastante lista y tiendo a dar bastante. Odio la rutina y me gusta probar cosas nuevas, y después de tanto tiempo soltera, necesito espacio porque me he acostumbrado, me gusta salir, no tengo problema con los videojuegos, y hasta puedo ver deportes, lo mismo puedo ir de viaje al bosque que a la playa o quedarme en casa viendo películas.  Creo que hay bastantes cosas buenas que me hacen una pareja decente.

Entonces, no, no me interesa cualquier relación,  quiero una donde mi chico pueda ser también mi amigo, es más, si pudiera probablemente  me casaría con uno de mis amigos, el problema es que a estas alturas, mis amigos se dividen en: no funcionó, están casados, no hay forma de que los vea más que como hermanos, y no les gusto, así que pues eso limita mis posibilidades, claro que hay un par de personas en mi vida que me gustaría conocer en otro plano, pero por una u otra razón eso no ocurre, así que nos lanzamos a tratar de conocer a gente nueva y plaf, te das cuenta de lo piki que te has vuelto.

Quiero alguien que me atraiga, no tiene que ser guapo, he andado con  algunos feos en mi vida, y los he querido y me he enamorado perdidamente y los veía guapos, pero creo ciegamente en la química, y hay personas que por más que los veas desde 18 ángulos, no te mueven ni media hormona.  Claro que me encantaría un Joe Manganello, pero admitámoslo, no soy Sofía Vergara, y francamente no me dejaría arrastrar al gym a las 6 am solo por no perder al guapito.

Quiero a alguien que me desafíe intelectualmente, que me deje enseñarle cosas y me enseñe otras, con quien pueda ver películas nuevas o leer libros y discutirlos, que tenga algo de niño porque yo siempre lo tendré y sin embargo, sea capaz de hacerse cargo. No quiero alguien que me mantenga, puedo hacerlo yo, pero sí alguien que se pueda mantener a sí mismo, que sepa usar la lavadora y lavar trastes, porque lo tendrá que hacer más de una vez, que pueda comer tacos de vez en cuando y no se angustie cuando me vea comerme 5.

No soporto las expansiones, punto, y no me gustan las rastas, no quiero decirle a nadie cómo vestirse así que simplemente los elimino de mi lista, tampoco me gustan los mirreyes, y creo que no podría andar con un ultraconservador de derecha, un fan de las corridas de toros y probablemente tampoco con un americanista.

No quiero un macho, y no me convertiré en una dama, soy un relajo y me gusto mucho.  Quiero alguien que se divierta, que haga cosas interesantes, que tenga una vida y que me integre en ella, que pueda estar conmigo en las malas y las peores, y pedir ayuda cuando sea necesario.

Quiero compromiso, no voy a pasar 4 años en una relación que no va a ningún lado. No voy a cambiar a nadie, y no voy a cambiarme a mí.

Quiero alguien con quien pueda estar, y también no estar,  y a veces, estar solos juntos, porque no siempre estar significa ser un muégano. 

Quiero alguien que tome mi mano por la calle, y me abrace sin importar dónde estemos, que pueda vivir sin mí pero elija estar conmigo, que no me prometa estar conmigo para siempre, sino siempre estar conmigo porque quiere.

Quiero alguien con metas, con sueños, que no limite los míos. Que luche por lo que quiere, y ser parte de eso por lo que lucha.
Tal vez es mucho pedir, puede ser que no lo encuentre, quizá me enamore de la persona equivocada otra vez, pero me ha costado mucho llegar a sentirme a gusto conmigo, y no pienso volver a sacrificarlo, porque si algo he entendido, es que el amor no debe ser una cosa de sacrificios, ni de dos personas intentando cambiar o completar a otro, sino de dos seres completos que quieran estar juntos.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Y ustedes que piensan?