Etiquetas

#MiPrimerAcoso PrimaveraVioleta #24A #AltoALaViolenciaMachista #JuntasSomosMásFuertes #24AMx (1) 10 de mayo (1) 100 (1) 14 de febrero (1) 16 de septiembre (2) 2012 (1) 50 shades of Grey (1) 80's (2) 90's (1) 90´s (2) A Roma con Amor (1) A sangre Fría (1) Abraham Lincoln Cazador de vampiros (1) Abuelo (2) Aburrimiento (1) Acción Global Por Ayotzinapa (1) Adolescencia (1) Aerosmith (2) Agatha Kristie (1) Akasha (1) Alan Rickman (1) amigos (32) amistades (5) AMLO (1) Amor (28) Anime (4) ánime (1) aniversario (1) Anne Rice (4) año nuevo (6) Apagón (1) asesinos en serie (2) Autógrafos (1) Avances (1) Ayotzinapa (1) Banda Caramelo (1) BArrio (1) Barrio Freud (1) Baz Luhman (1) Bebé (3) Björk (1) Blancanieves y el cazador (1) Blog (13) Brad Pitt (1) Brecha generacional (1) Brujas (3) Burlesque (2) Café Tacvba (7) cáncer (1) Canciones (1) Caricaturas (1) Charmed (1) Chismes (1) Chrono Crusade (1) cigarro (2) Cine (32) Código Da Vinci (1) comida (3) comienzos (1) compras (3) Conciertos (11) Coros (1) crepúsculo (3) Cuento (6) Cuentos de Terramar (1) Cumbia Metalera (1) cumpleaños (2) Daniel Radcliffe (1) Deathly Hallows (1) Desayuno en Tiffanys (1) Descanso (1) Desde mi cielo (1) Deseo (1) despedidas (1) día de la independencia (3) día de la mujer (1) Día del maestro (1) dieta (5) divagaciones (77) Diversidad (2) Django (1) Dónde estás hermano (1) donde viven los monstruos (1) Dragón Rojo (1) duelo (2) ejercicio (1) El caliz de Fuego (1) El Gran Gatsby (1) El Hobbit (1) El loco (1) El mesías (1) El profesor (1) El psicoanalista (1) El silencio de los corderos (1) elecciones (1) Elizabethtown (1) Emma Watson (1) Enojo. (2) Escritos (5) Escuela (3) Expendables (1) facebook (1) Familia (30) FB (4) Felicidad (2) Feminismo (3) Fernando Delgadillo (1) FFVII (1) FFXIII (1) fin del mundo. (1) Freud (1) Full Metal Alchimist (1) futuro (1) Gabriel García Marquez (1) garfield (1) Gatos (11) Gays (1) Generaciones (1) género (1) gimnasio (1) Góticos (1) Grey's Anatomy (2) guerra (1) Guerra mundial Z (1) Guns N' Roses (1) gym (1) Hannibal Lecter (1) Harry Potter (2) Hayao (1) Hecho en México (1) Hi5 (1) hijos (2) Hikaru (1) hitchcock (1) Humor (3) Igualdad (1) infancia (2) Intelectuales (1) internet (5) Invierno (1) Ipod (1) Ironman 3 (1) J (1) J. K Rowling (1) Jefe (1) Jhonny Dep (1) John Katzenbach (2) Juguetes (1) Julio Cortazar (1) Julio Cortázar (1) K Rowling (1) kick ass (1) La era del Hielo. (1) Lacrimosa (3) las ventajas de ser invisible (1) Les Luthiers (1) Lestat (2) letras (1) Libros (18) Life of Pi (1) Literatura (1) Lluvia (1) lluvia de estrellas (1) Locura (2) los treinta (2) Lunes (2) Luz (1) machismo (2) Mafalda (1) Mal día (1) mal humor (1) matrimonio (3) Media Noche en París (1) mexico (1) México (2) Milla Jovovich (1) Miyasaki (1) Moral (2) Moulin Rouge (1) Mudanzas (1) Muerte (7) Música (21) Musicales. (2) navidad (6) Nietchze (1) niños (1) Nostalgia (1) Oblivion (1) Ociocidades (10) Orgullo (1) Palma (1) papá (1) paranoia (1) pareja (7) Películas (3) perros (1) Política (10) Polonia (1) Pop (1) premios. (2) Prometeo (1) Prosa (1) Psicópatas (2) radio (1) Rayuela (2) redes sociales (1) regresos (1) religión (1) Renuncia EPN (1) Resident Evil (2) Rio (1) Rita Guerrero (1) Robert Downey Junior (1) Rock (2) Rock of Ages (1) Romeo y Julieta (1) Rozenmaiden (1) Rupert Grint (1) san valentin (1) Sangre (1) Santuario (1) Scott Pilgrim (1) Seguir Siendo (1) series (1) sexo (1) Shakespeare (1) Shakira (1) Simbología (1) Sin city (1) Siria (1) Sombras tenebrosas (1) Soundtrack (1) Steven Tyler (2) Sueños (3) sustentabilidad (1) temores (1) Terremoto del 85 (1) The Boat that Rocks (1) the melancholy death of oyster boy (2) Thomas Harris (1) Tianguis (1) Tigresa del oriente (1) Tilo Wolff (1) Tim Burton (4) Tolerancia (2) Tom Cruise (1) trabajo (5) tráfico (1) Tristeza (7) Truman Capote (1) Twitter (1) Un sueño posible (1) UNAM (2) vacaciones (3) Vampiros (13) veganos (1) viajes (4) Vida (3) Videojuegos (2) Videos (3) Viernes (1) Vilma (1) Vincent (1) Violencia (2) VL2016 (1) Ya me cansé (2) Zócalo (1) Zombieland (1) zombies (1)

martes, abril 26, 2016

#MiPrimerAcoso PrimaveraVioleta #24A #AltoALaViolenciaMachista #JuntasSomosMásFuertes #24AMx

Sobre el hasthag #MiPrimerAcoso
Regresando a la realidad de la vida, esa que se te cuela por debajo de la puerta mientras intentas ser feliz evadiéndote con la música.
A mi regreso algo a lo que no pude asistir fue al Marcha Vivas nos queremos #24A Mx, pero me encantó ver que muchísimas mujeres sí lo hicieron.
También me sorprendió, aterró y enojó horrible, leer los testimonios de acoso que sufren las mujeres, normalmente desde niñas, y que a veces aumentan con la edad, sin importar si son lindas, feas, gordas, delgadas, femeninas, andróginas, heterosexuales, lesbianas, bi, ni nada, simplemente, por el hecho de ser mujeres.
Y decidí unirme aunque tarde a contar la experiencia de mi primer acoso, no estoy segura de que fuera el primero, quizá alguno de mi infancia temprana fue borrado, pero fue el primero que recuerdo, y es que en ese momento, no me ofendió, tendría yo no más de 11 años cuando en la calle un tipo le gritó suegro a mi papá mientras caminábamos, como a muchas niñas en la vida, a mí ya me urgía crecer y pensé que quería decir que ya estaba grande, primer error, pensar que a las mujeres se nos acosa por nuestras curvas o nuestros físicos, y no por una cuestión de poder. Ese fue el primero, pero lamentablemente no fue el último y muchas veces he sido cuestionada por amigos, amigas y familiares por mi forma de vestir, pues siendo honestas sí, siempre me ha gustado vestirme femeninamente y las faldas y tacones y maquillaje, y disfraces escandalosos, segundo error, salvo en contadas ocasiones, jamás me he vestido para un hombre, lo hago porque me gusta lo que miro al espejo, y quizá es parte también de esta cultura que me tiene rebasada y pienso que debo hacerlo, pero aun así, es una cuestión de gustos personales, no de que otros lo aprueben.
En la secundaria aprendí que si de mí vestimenta se trataba, estaba jodida, el uniforme en primero de secundaria eran pants y sudadera azul marino, eso no impidió que un tipo en la calle, me atacara por atrás para plantarme un beso.
Esas son las que dan coraje por lo inseguro de las calles, como la vez que en Guadalajara ya más grandecita, en el mercado corona mientras paseaba con TODA mi familia un sr me metiera la mano de frente, y cuando yo, envalentonada por no ir sola le plante un golpe, él se hiciera el ofendido y me dijera que qué me pasaba.
O cuando apenas con 12 años, un exhibicionista se masturbara frente a mi en los viveros y corriera cuando se lo conté al profesor del curso de verano, evento que se repetiría alguna vez en el microbús o el metro.
O como en la fiesta de mi amiga en la que me disfracé de Poison Ivy, un tipo me diera una nalgada y yo no dijera nada para no armar un escándalo en su casa, y algún amigo me dijera pues que esperabas con esos disfraces.
O como cuando siendo una miniadolescente, mi novio me dijera que quería que le tocara el pene porque quería que creciera, o el hermano de mi amiga intentara propasarse conmigo y cuando le dije que no, me retirara el habla para siempre.
Está la vez de la facultad de química donde a mí y otra amiga nos agarraron el trasero, o una vez en la que un tipo en un auto se lo hizo a otra amiga.
De los “piropos” ni hablar, son  cosa del diario, aunque confieso que en los últimos años, he aprendido a no vestirme tan provocativamente, porque ya no tengo ganas de pelear. Eso no ha impedido que aun con pants, algunos tipos gritaran cosas soeces mientras pasaba.
Pero están los otros, los que no sentimos como ataque, o minimizamos, hasta que nos damos cuenta de que en realidad hemos normalizado tanto la violencia que las decimos y hacemos sin darnos cuenta, las que pasamos por alto porque el miedo y la confusión no nos deja actuar.
Como cuando tu amigo abusa de tu amiga porque se emborracharon, y aunque sabes que es un acto terrible, decides guardar silencio, no hacer más ruido del necesario, o peor (que en este caso no fui yo) seguir siendo su amigo, y hasta buscar justificaciones, como el que ella no tuvo cuidado.
O cuando una amiga tuya es encerrada por un chico en un auto  durante un rato sin dejarla salir, hasta que el terror y enojo en su cara eran evidentes.
Como cuando ves una pelea entre novios y tienes miedo de intervenir, porque no sabes si al final te irá peor a ti, o a la pobre cuando se vuelvan a quedar solos.
Como cuando tu ex que te maltrató  psicológicamente o físicamente durante años,  sigue siendo ante los ojos de los demás un buen amigo, porque el daño no se le inflingió a ellos, o peor, porque responsabilizas a la persona que lo aguantó, fue una decisión propia.
De la misma forma que las personas que venden su cuerpo de alguna forma son responsabilizadas, sin pensar en si el chip lo traemos insertado desde el nacimiento, y cambiarlo es mucho más difícil de lo que parece.
Ya lo dije en otro post, me falta mucho por cambiar, yo misma estoy inmersa en esta cadena de violencia, y es una lucha diaria interna, por eso agradecí también los post, de los chicos que hablaron de su violencia, de la que sin saber o quizá sin querer ver, han ejercido durante mucho tiempo, a pesar de que yo sé, que son buenas personas.  Porque sé que ellos intentan, igual que yo, entender, cambiar, mejorar,  pues esto es como una adicción en la que un día a la vez, se va procurando ser mejor, evitar las palabras que sabemos que son dañinas, las que nos enseñaron desde que nacimos y las que los medios refuerzan diariamente.
Es tanta la violencia, que aún ahora, al compartirlo, me di cuenta de que hay personas con las que me avergüenza terriblemente que sepan lo que he vivido, y dudé si debía evitar compartirlo en Facebook. Así de mucho nos enseñan a sentirnos culpables. 
Esto es algo a lo que le falta mucho, y si tú eres una de esas personas intentándolo, mereces mi admiración y respeto, hasta el día en que las personas podamos salir a la calle y sentirnos seguras, ya sea con minifalda o pijama, ya sea siendo Mujeres, hombres, trans, o lo que nos venga en gana, la lucha deberá seguir.  
Gracias mujeres por dejarse oír, gracias a aquellos hombres, que luchan a nuestro lado contra sí mismos y una sociedad normalizadora de la violencia de género.

Ojalá, muchas personas más, puedan darse cuenta de que el acoso no está bien, que debemos combatirlo, y si es necesario mil marchas más, que tengamos el valor de hacerlo. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Y ustedes que piensan?